Defectos de la visión

La cirugía refractiva es un procedimiento quirúrgico cuyo objetivo es corregir permanentemente defectos refractivos del ojo y evitar el uso de gafas o lentes de contacto. Estos defectos hacen que las imágenes observadas no estén bien enfocadas y se muestren borrosas, las condiciones más conocidas son la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía.

 
Este tipo de cirugía funciona con un sistema computarizado muy preciso que maneja una luz láser usada para moldear la córnea. Las córneas con formas no comunes son las causantes de estas fallas en la visión.
 
Los procesos más conocidos son el LASIK y el LASEK. La diferencia entre ambos es el método en el que se realiza el corte de tejido en la córnea. En la mayoría de casos se realizará LASIK, el LASEK se emplea para personas con una córnea muy fina y el proceso de cicatrización demora más.